ANTONIE PANNEKOEK

ASTRÓNOMO Y REVOLUCIONARIO

Para quienes somos parte del movimiento por la abolición de las clases sociales, Antonie Pannekoek (1873-1960) es un conocido revolucionario marxista neerlandés del lote acusado por Lenin de impulsar “la enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo”. Su contribución más memorable en la teoría revolucionaria es apostar por un modelo orgánico horizontal de consejos obreros, en oposición a las estructuras verticales y jerárquicas como los partidos políticos, de ahí obviamente la bronca de Lenin y la oficialidad comunista de la época para con Antonie y sus compañerxs de la izquierda comunista germano-holandesa. En paralelo a su quehacer revolucionario, Antonie Pannekoek se desarrolló como un importante científico, un innovador astrónomo de renombre internacional participe con sus investigaciones del tránsito de la astronomía moderna a la astrofísica contemporánea. Tanto así que un asteroide, un cráter de la luna y el Instituto de Astronomía de los Países Bajos llevan su nombre.       

PANNEKOEK Y LA INVESTIGACIÓN ASTRONÓMICA

Entre otras cosas, Pannekoek determinó las distancias a varios Nubes de la vía láctea, que proporcionan evidencia temprana de la posición excéntrica del sistema solar en nuestra galaxia; calculó la primera curva de crecimiento para una estrella que no sea el sol; y produjo dibujos precisos de la Vía Láctea,

Por estas contribuciones en 1936 recibió un reconocimiento de la universidad de harvard en el marco de su tricentenario, ocasión que aprovechó para reunirse con trabajadores miembros del Partido Socialista de los Estados Unidos, un pequeño pero activo movimiento comunista de izquierda en Boston. 

La ambivalencia entre dos mundos distantes como el marxismo y la astronomía, y su comprensión de la ciencia y las leyes naturales desde una perspectiva humana y revolucionaria, forjaron una conexión implícita en el modo de abordar la metodología de los conocimientos a pesar de que en sus artículos astronómicos, nunca hubo mención de su preferencia política, y casi nunca hablaba de política con colegas en sus propias palabras al ser consultado por un compañero comunista de consejos Benjamin Sijes, Antoine Pannekoek definió así la relación entre estas dos áreas:  

“La interacción existía en la medida en que el método de las ciencias naturales, que yo había aprendido a fondo, me ayudó a descubrir la ciencia de la sociedad en el marxismo; y esa ha sido la base de mi trabajo.”

Una parte importante de los escritos marxistas de Pannekoek estaban dirigidos a explicar cómo la mente humana procesa la información y cómo convirtió la experiencia en abstracciones generales. Al igual que con su marxismo, Pannekoek tenía un enfoque peculiar y original de la astronomía galáctica. No siguió el ejemplo de sus predecesores del siglo XIX, que intentaron desarrollar modelos integrales de distribución de estrellas a través de fórmulas matemáticas suavizadas. En cambio, él reconoció el carácter irregular y complicado de la Vía Láctea y destacó la importancia de investigar las particularidades.

Cuando Pannekoek inició su carrera astronómica, la cuestión de la estructura del sistema estelar y su relación con la Vía Láctea estaba a la vanguardia de la investigación astronómica. El método predominante de investigación de este tema fue mediante el análisis estadístico de la ubicación, la magnitud aparente y la movimiento de las estrellas. Diferentes modelos existían como el rombo de William Herschel, el sistema elipsoidal de Hugo von Seeliger o el modelo dinámico del sistema galáctico de Kapteyn en 1922, entre otros. 

Por esta razón, la investigación inicial de Pannekoek se centró principalmente en obtener una Medición precisa, confiable y completa de la distribución de la vía láctea, a través de detalladas investigaciones fotométricas, publicando sus resultados en el hemisferio norte en 1924-1929 y sobre el hemisferio sur en 1949. 

Los estudios galácticos que llevó a cabo durante sus tempranos años en Amsterdam se caracterizan por un profundo entendimiento de lo que pueden ver los ojos en una placa. Este conocimiento le permitió ser pionero -con John Plaskett- en el análisis cuantitativo de espectros estelares fotográficos.

Como astrónomo pudo entender la importancia de la clasificación espectográfica precisa para el estudio de las partes más cercanas del sistema Vía Láctea y sus papers y modelos de distribución de estrellas en revistas de ciencias, tuvieron un notable efecto en nuestro entendimiento actual de la estructura galáctica.

Un mapa isofótico dibujado por Pannekoek de la misma sección norte de la vía láctea

LEGADO

En cierta manera el trabajo de Pannekoek, nos mostró con bastante precisión para la época a través de una metodología análoga y prácticamente artesanal una cartografía, un modelo de nuestra galaxia que posee no solamente un alto valor científico, sino que también, una belleza en su ejecución que conmueve. En tiempos donde el estudio del universo se lleva a cabo por medio del análisis masivo de datos, la pureza de la obra de Pannekoek, tiene la relevancia de aterrizar la astronomía y el estudio del cosmos a sus inicios, a la esencia de la ciencia no sólo como una actividad al servicio del desarrollo capitalista, sino a la necesidad humana de comprender lo que nos rodea, de contribuir al conocimiento, de cuestionarnos los modelos dominantes y abrirse camino sin miedo a romper con la ortodoxia.   

 LINKS

[LIBRO] Anton Pannekoek: Ways of Viewing Science and Society

[SEMBLANZA] Antonie Pannekoek Un astronomo clasista

[ARCHIVO] Obras y ensayos políticos

(su) realidad fermentada Es un espacio que busca disputar la hegemonía cultural e informativa que deriva del capitalismo patriarcal colonialista.

Arriba