Ensayos sobre la ceguera, José Saramago

Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos

Ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven

El miedo ciego

José Saramago

La primera vez que este libro llegó a mis manos fue como regalo de una estudiante, ella salía de cuarto medio por lo que al año siguiente ya no estaría en el colegio. Yo no había leído antes a Saramago, lo ubicaba como escritor latinoamericano, como uno de los “GRANDES”, pero mi limitada cultura literaria reducida a los libros escolares y uno que otra novela suelta por ahí, no me permitieron apreciar con justicia esta tremenda obra y este valioso obsequio. Me llamó la atención el presente de mi estudiante porque Saramago es un autor poco conocido entre secundarixs, más en colegios problemáticos como en el que trabajaba. Como había sido un regalo y de una estudiante bien querida, su lectura estuvo acompañada todo el tiempo por ese afecto y la lectura tuvo un gusto un tanto nostálgico y esperanzador.

Ensayo sobre la ceguera, es una obra que nos lleva a un viaje por las representaciones sociales de la sociedad moderna a través de una historia apocalíptica; el fin de la sociedad como la conocemos a partir de una epidemia que comienza a afectar poco a poco a toda la humanidad. La ceguera, que se transforma en pandemia comenzará a develar a través de la historia, las estructuras y el comportamiento no solo de las instituciones modernas, sino también el comportamiento humano, nuestras propias contradicciones, virtudes y miserias humanas. En síntesis, un relato, a ratos desesperanzador, pero contradictoriamente lleno de ilusión.

Recomiendo a Saramago en estos tiempos de pandemia y crisis social, como una mirada al espejo de las sociedades modernas y también como una mirada a nosotrxs mismxs y a nuestras propias miserias. Invito a leer este libro, pues nos llenará el espíritu, pero no nos brindará salidas cómodas a la incertidumbre que nos rodea.

Es una invitación a no traicionarnos, a no abandonarnos, a resistir, y sin lugar a dudas, al análisis de nuestras torpezas, miedos y ansiedades y finalmente a actuar con y desde el amor, a crear para que sea un real homenaje hacia a nuestrxs 352 mutiladxs , y para quienes perdieron por completo la vista, a Gustavo Gatica y Fabiola Campillai, cuyos ojos permitieron que más personas pudieran realmente ver.


Si tienes alguna critica, reflexión, duda, emplazamiento o propuesta escríbenos a surealidadfermentada@riseup.net

(su) realidad fermentada Es un espacio que busca disputar la hegemonía cultural e informativa que deriva del capitalismo patriarcal colonialista.

Arriba